Tender puentes

tender puentes1” Cómo el Padre me envió, así os envío yo” (Jn.  17,18)

Como Carmelitas nos sentimos parte de una historia que se ha ido construyendo con profundas raíces proféticas: Elías y María. Somos herederas de una misión profética, por eso estamos llamadas a sintonizar con esta historia carismática en la realidad donde estamos presentes , “tender puentes” allí donde el germen del Espíritu grita por lograr el “arder en celo” por la gloria de Dios y la defensa de la dignidad humana.

La misión nos pide que en nuestras relaciones con el mundo taladremos siempre la realidad para verla siempre habitada por Dios, acogiendo los signos de los tiempos con libertad de Espíritu.

En este compromiso evangelizador entendemos que la misión será ineficaz sin la dimensión mística, la que hace tomar conciencia de que Dios esta en medio de nosotros, lo que hará tomar conciencia en el pueblo de la cercanía de Dios, de su amor compasivo: “yo estoy contigo, voy a liberar a mi pueblo” (Efesio 6, 2-8; 37,15). Esta certeza de la presencia de Dios es fuente de luz y coraje en nuestro caminar.

Esto nos exige comprometernos existencialmente con los pobres y necesitados,  y nos impone la obligación de escuchar su clamor, despertando la conciencia ante el drama de miseria y la exigencia de la justicia social del Evangelio ( Constituciones # 19).

Apostamos por renovar las formas de vida comunitaria y compartir la misión  con otras y otros: laicos, intercongregacionalmente, con agentes de otras religiones o no creyentes. con la confianza que nos da la novedad de comprometernos juntos para “tender puentes y abrir cominos” de trascendencia de paz, de justicia y de integridad de la creación

Deja un comentario