María, creemos como tú

María, creemos como tú,
que la actitud más bella de los creyentes es ponerse
a cantar y agradecer el don maravilloso del Señor
que llega hasta nosotros hecho gracia.

María, creemos como tú, que abrirse a la Palabra y decir Sí
es salir al encuentro del Señor
que nos sigue llamando cada día a la hora de la tarde y de la brisa.

María, creemos como tú, que el Dios de los humildes y los pobres
compromete a su Hijo con todos los que sufren en sus carnes
el llanto del desprecio y la opresión.

María, creemos como tú, que el brazo del Señor
acoge a los sencillos y niega al poderoso
las razones para hacer del dominio y la riqueza explotación.

María, creemos como tú, que el dichoso y feliz del Nuevo reino
descubre en el servicio el camino
que ensalza las grandeza del pobre y del hermano.

María, creemos como tú, que el Dios de la promesa
se hizo realidad y plenitud y vive desde entonces nuestra historia
cogido de tu mano y nuestra mano.

Deja un comentario