M. Asunción Soler G.

Madre Asunción Soler Gimeno nace en Quart de Poblet, Valencia, España. El 19 de agosto de 1882. Su nombre de pila es Ana María

Sus padres son Jaime Soler y Elena Jimeno, tuvo un solo hermano, mayor que ella, de nombre Salvador.

A los 8 años hace la primera comunión, un logro por su insistencia y constancia, se sabía de memoria el catecismo; para la época solo podía hacerse a los 11 años.

El 1 de julio de 1897, A los 15 años ingresa en la Congregación de las Hermanas de la Beatísima Virgen María del Monte Carmelo, en Caudete. El 13 de septiembre toma el hábito; 1898 hace la profesión temporal y el 10 de enero del 1909 la perpetua. Es elegida Secretaria General en el capitulo del 1910. 18 de enero de 1923 tiene que abandonar su “Amada Congregación” como ella misma se expresa. Así se inicia en nacimiento de una nueva familia, el 13 de mayo de 1924, en Málaga HERMANAS CARMELITAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS. Muere el 6 de julio de 1959 en Madrid.

ORACIÓN:
Señor y Dios nuestro, aquí estamos necesitadas,
expectantes y agradecidas por llamarnos cada día
al seguimiento de Jesús y como El hacer la voluntad
del Padre. Venimos del camino de la vida y traemos
en el corazón las dificultades y las esperanzas
de nuestros hermanos; mira compasivo el caminar
de tu Pueblo, Tú que apaciguas los vientos contrarios
y la tormenta. Te damos gracias por la vida
de la Sierva de Dios Madre Asunción Soler,
 infúndenos Dios bueno,
el mismo Espíritu que animó su vida de Fe y Esperanza,
de Caridad y Abandono confiado en Tu Providencia
 y su capacidad de perdón.
Contamos con tu fuerza, Señor Jesús,
 para hacer que nuestra Comunidad sea samaritana,
caja de resonancia de las necesidades del humano, que contagie y acoge
a todos; una espiritualidad que conlleva la actitud
de descubrir, amar y servir a Dios en lo cotidiano,
en apertura a la novedad del Espíritu. Fortalecidas
con la contemplación y lectura orante de la Palabra, con
la protección de la Virgen del Carmen que acompaña
y guía a la Iglesia, pueblo de Dios, y de la mano de
Madre Asunción apostamos por hacer vida
sus palabras: “No podemos evitar el sufrimiento
pero sí acompañar y consolar a quien lo padece”.
Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

 Oración compuesta por la comunidad de la Familia Carmelita Madre Asunción de Albacete, publicada por Caritas Diocesana Albacete en homenaje al Año de la Vida Consagrada, 2014